En relación al dar y el recibir

27 03 2010

Cuándo vemos a alguien retirar una gran suma de dinero del banco, nos llama la atención su prosperidad y nos gustaría tal vez poder hacer lo mismo. Se ve tan fácil el hecho de gastar dinero, que nos preguntamos porque no ha sido tan fácil para nosotros hacer lo mismo.

Sin embargo lo que no hemos visto es que esa misma persona que retiró esa gran suma de dinero en una sola transacción, ha realizado decenas de transacciones pequeñas depositando dinero, ahorrando cada centavo, contando sus balances, invirtiendo inteligentemente, llevando una contabilidad minuciosa.

De la misma forma a veces vemos personas que les ocurren muchas cosas buenas a las que denominamos buena suerte. Son personas que han pedido por algo grande y la vida se los ha concedido. Y nos preguntamos que tendría que pasar para que pidamos grandes bendiciones y nos ocurran enseguida.

Lo que no hemos visto es que esas personas con buena suerte, han realizado decenas de pequeños actos todos buenos. Han ayudado, han sido caritativos, han rezado, han pedido perdón cuándo se equivocan, abrazan con frecuencia y envían mensajes positivos a los seres que los rodean. A tráves de pequeñas transaciones cada día, han ido abonando a una cuenta de la vida.

Cuándo llega el día de pedir un gran favor, la vida les entrega parte del saldo que han venido acumulando con tantas pequeñas transacciones.

Comencemos a ahorrar en esa cuenta bancaria de la vida. Con pequeños actos de buena fé, sirvamos a los démas sin egoísmo, abracemos, recemos, valoremos nuestras bendiciones y nuestra familia. Día a día, poco a poco, pondremos en forma de buenas acciones, dépositos en esa cuenta bancaria de la vida.

Llegado el momento, tendremos los ahorros necesarios para usarlos cuándo sean necesarios.

Gustavo Abello
Seminario Yo Positivo
www.opositivo.org


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: