Las necesidades emocionales de los démas

5 02 2010

Desde que nacimos hemos estado atentos a nuestras necesidades emocionales. Cuándo nos sentimos tristes buscamos quién nos consuele; cuándo nos sentimos alegres buscamos con quién compartir; cuándo nos sentimos solo buscamos compañía.

A raíz de esa costumbre natural de estar enfocados en nuestras necesidades emocionales, hemos también aprendido a pensar que las necesidades emocionales de otras personas son las que nosotros nos imaginamos o asumimos que son.

En nuestro interior podemos “proyectar” lo que debe estar pasando con otra persona y por tanto concluímos cuales deben ser sus sentimientos y las soluciones a sus problemas. Mayormente nos imaginamos cómo debe ser el mundo emocional de las otras personas, basados en nuestra propia experiencia.

Eso nos lleva a manejar nuestras relaciones con un amplio márgen de error, dado que todos los seres humanos somos distintos. Y por estar equivocados podemos dañar nuestras relaciones con familiares y amigos. También puede pasar que ofrezcamos soluciones a los problemas de los démas, que sencillamente no son viables en el mundo emocional de otros y por tanto terminemos heridos porque nuestras opiniones no fueron tenidas en cuenta.

Cómo podemos desarrollar la capacidad de entender el mundo emocional de otras personas?

El primer paso es comenzar a entender el nuestro.

El segundo es preguntar.  Asumir es muy riesgoso; siempre es mas productivo preguntar extensivamente y en buena forma sobre los sentimientos que otras personas están experimentando.

El tercero es escuchar con atención. Sin prejuicios, sin crítica. El respeto por los sentimientos y el dolor de los démas es una virtud que cuesta construír, pero necesaria para el manejo exitoso de las relaciones humanas.

Comienza en este momento a practicar la virtud de la empatía. La capacidad de comprender los sentimientos ajenos. Elije una persona y dedícate a compartir tiempo de calidad con ella, escuchando con atención, preguntando con intéres. Y podrás notar la felicidad que produce el escuchar y ser escuchado con atención.

También te invito a participar del Seminario Yo Positivo. En nuestro seminario tus sentimientos son apreciados y escuchados con atención. También tendrás la oportunidad de escuchar y valorar los sentimientos de otras personas; desarrollando así la virtud de la empatía.

Gustavo Abello
Seminario Yo Positivo
www.opositivo.org


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: