La mente emocional y la mente intelectual

23 01 2010

La ciencia ha probado que tenemos dos mentes distintas en nuestro cerebro; las denominaremos la mente intelectual y la mente emocional.

Utilizamos la mente intelectual para la gran mayoría de nuestras actividades. Su fortaleza se fundamenta en la lógica y la razón. La mente intelectual utiliza como modelo de operación nuestros aprendizajes conscientes y las memorias que vamos acumulando a través del conocimiento.

La mente emocional rige nuestras emociones. Para equilibrar el uso de nuestras emociones, la mente intelectual utiliza dos filtros que se encuentran en la corteza pre-frontal del cerebro.

De esta forma cuándo sentimos una determinada emoción, el cerebro pasa esa emoción por un filtro que determina la intensidad de la emoción misma.

Por ejemplo, si usted se encuentra con un viejo amigo en medio de un cocktail muy elegante, aunque usted sienta muchas ganas de gritar y abrazarlo, usted controla la emoción para adaptarse a la situación. Ese control viene de los filtros que están en la corteza pre-frontal del cerebro.

El primer filtro tiene la función de apaciguar la intensidad de la emoción, es cómo un termostato de las emociones. El segundo filtro tiene como función pensar negativamente para controlar la emoción. Ese segundo filtro es que el usted utiliza por ejemplo cuándo sale de compra, para evitar que lo engañen.

Existe la falta creencia que nuestra mente intelectual tiene mas poder que la mente emocional y que tenemos la capacidad de estar en control todo el tiempo. En realidad la mente emocional está siempre subyugada al control del intelecto, pero no en todas las ocasiones.

Bajo ciertos estímulos, la mente emocional secuestra al intelecto y usted queda preso de sus emociones. Cuándo el intelecto no equilibra las emociones, entones usted puede realizar una serie de acciones sin explicación razonable. Eso incluye algunas que podrían ser positivas y otras que tal vez usted pueda arrepentirse para toda la vida.

En los casos negativos, ese “secuestro emocional” está asociado a una memoria emocional dónde se alojan recuerdos que vienen desde la infancia. Esos recuerdos son estrictamente de emociones que surgieron bajo circunstancias de gran intensidad y que guardamos en lo mas profundo de nuestra mente.

Cuándo estos recuerdos emocionales están conectados a un dolor muy grande, se convierten en obstáculos para que las personas se comporten de manera razonable en determinadas circunstancias.

Esos recuerdos van a activar comportamientos fuera del control intelectual que no permiten a las personas lograr sus sueños, por mucho que lo deseen intelectualmente.

Cuándo ese deseo es muy intenso, entonces los filtros en la corteza pre-frontal actuáran para apaciguar la emoción. En muchos casos a través del pensamiento negativo.

De esta forma, aunque usted desee alcanzar un gran sueño, los pensamientos negativos y la falta de pasión se apoderaran de usted. El negativismo y el desgano actúan como un sistema de protección automático. Le protegen de volver a sentir un dolor muy grande; un dolor que se encuentra guardado en lo mas profundo de su mente emocional y que tal vez usted ni siquiera recuerde.

A ese conjunto de reacciones, recuerdos emociones y sentimientos, es lo que llamamos : Los Bloqueos.

Por ejemplo, Alberto era una persona que tenía muy clara una gran idea sobre cómo transformar una industria. Alberto había sido empleado de una empresa y gozaba de un buen salario y estabilidad. El simple temor de perder lo que tenía por arriesgarse a hacer su sueño realidad, activará el negativismo y el conformismo para evitar que Alberto corra el riesgo de fracasar.

Si pudiéramos pasar en cámara lenta las emociones que afloran en Alberto con el simple hecho de pensar en la posibilidad de abandonar su estabilidad laboral para lograr su sueño, encontraríamos el poder de la mente emocional y los filtros en juego.

Alberto había sido duramente castigado de pequeño y obligado a comportarse correctamente. Adicionalmente fué instruído por su padre para tener un buen trabajo y cuidarlo o de lo contrario tendría que pasar por los sufrimientos que el vivió en su pequeño negocio.

Cuándo era tan solo un niño, un día su padre llegó llorando muy triste porque le iba mal en su negocio. Bajo la impresión de ver a ese padre que tanto amaba llorar de esa forma, escucho el consejo de su padre de nunca cometer el error de tener un negocio propio. Esa emoción queda grabada en lo mas profundo de la mente emocional de Alberto, en un sitio al que no tenemos acceso consciente llamado el Hipotálamo.

Con el paso de los años, el padre de Alberto logró salir adelante en sus negocios y prosperar. Pero ya el recuerdo de ese día estaba grabado en la mente emocional de Alberto.

Ahora que Alberto es un adulto, su mente intelectual tiene claro el cámino al éxito. Pero su mente emocional no le permitiría cometer ese “error”. Para evitar pasar el dolor que vió en su padre, los filtros emocionales desplegaran pensamientos negativos y una gran pasividad ante sus deseos. Su mente lo está protegiendo de un “posible” dolor.

Y aunque el tenga todas las condiciones para triunfar, continuará viviendo en un pasado que ya no existe.

Cuáles son los bloqueos que hoy no te dejan hacer tus sueños realidad? Cuál es la razón por la que no puedes disfrutar la vida cómo quisieras?

El Seminario Yo Positivo está diseñado para que usted pueda encontrar por sí mismo esos bloqueos y reentrenar su mente emocional para reaccionar con madurez frente a esos recuerdos del pasado.

Le invitamos a registrarse y participar de nuestro seminario de tres días, Yo Positivo.

Gustavo Abello
Seminario Yo Positivo
www.opositivo.org


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: