Para los que asumen que el seminario Yo Positivo es sobre positivismo

26 08 2016

El Seminario Yo Positivo no es sobre positivismo.

Muchas personas asumen basado en el nombre del seminario, cual es el tema y contenido del mismo. Y ahora comprendo que tal vez necesite cambiar el nombre del seminario porque conlleva a una interpretación equivocada de nuestro sistema.

El Positivismo pregona que manteniendo una actitud positiva en la vida todo sale bien (mas o menos así). Si ese precepto lógico pudiera aplicarse a la vida de todos los seres humanos sería maravilloso. Solo que no es así de fácil.

Una parte de nuestro cerebro tiene la misión de protegernos de peligros tanto físicos como emocionales. Para cumplir esa misión el “pensamiento negativo” cumple una función natural de balance que nos ayuda a protegernos de cometer errores, de mantenernos en “campo seguro”. El negativismo, escepticismo, la cautela, la prudencia, son todos expresiones naturales de nuestros mecanismos de protección natural.

Estoy de acuerdo en que mantener una actitud positiva lo facilita todo, pero también entiendo que no todos ni en todas las ocasiones la podemos mantener. Estar positivo en el 100% de tu vida, es un estado mental muy escaso. Nosotros estamos enfocados en el común de los seres humanos.

Nuestro sistema del seminario Yo Positivo se fundamenta en la existencia del dolor, del miedo, del escepticismo, de la duda, de la angustia, de la inseguridad. Son emociones que existen producto de experiencias previas en nuestras vidas que limitan nuestra capacidad de ser feliz. En Yo Positivo no tenemos juicios; creemos que las personas aciertan o se equivocan en sus vidas, pero no somos nadie para juzgarlas. Creemos que esas emociones negativas tienen una razón de ser, que la adversidad es bienvenida, que los momentos difíciles construyen el carácter y que las lecciones que se aprenden en esos días amargos se capitalizan en forma de experiencia; experiencia que nos permite vivir mejor.

En nuestro sistema partimos de esa expresión negativa de ciertos aspectos de ti mismo que guardas en tu interior y trabajamos paso a paso con los participantes en la construcción de un nuevo ser. Un ser que reconoce sus defectos pero que se enfoca en sus virtudes; un ser que aprende de sus errores y los transforma en sabiduría; un ser que para de juzgar y comienza a comprender; un ser que remueve el odio de su interior y rellena ese espacio con amor; un ser que levanta la mirada y sale cada mañana dispuesto a dar lo mejor de sí; un ser que se esfuerza, que es valiente, que actúa a pesar del miedo. Ese ser que se construye en nuestro seminario, le hemos llamado un Yo Positivo.

 





El vacío que aún no he llenado

17 08 2016

Un viejo proverbio dice que se hace camino al andar. La mayoría de la gente sabe que el éxito en cualquier proyecto valioso siempre toma tiempo y esfuerzo.

En estos primeros 4 años de camino recorrido con el seminario Yo Positivo siempre he mantenido clara la visión y la misión de este proyecto. A pesar que la repito por escrito, en el libro, en el seminario, en cada momento social, siempre me queda un espacio vacío que aún no he podido llenar.

Nadie es perfecto. Y nadie tiene el derecho de juzgar a otras personas porque no conocen su corazón, su pasado, sus sufrimientos. En el corazón de cada persona reposa el deseo de ser feliz, de ser exitoso, de amar y ser amado, de ser saludable y vivir en paz y armonía.

Hay muchas personas que ya han logrado el éxito que querían, tienen el amor que esperaban, disfrutan de la salud que anhelan y viven en paz. Hay otros que están en la búsqueda, que quieren mas de la vida, que sueñan con un futuro mejor para ellos y sus seres queridos.

Los sabios dicen que no puedes cambiar el mundo a tu alrededor, pero si puedes cambiar los ojos con que lo ves. Así que cambiando tu percepción de ti mismo, puedes cambiar tu mundo positivamente.

Algunas preguntas fundamentales que se desprenden de estos postulados son: ¿Qué percepción de mí mismo tengo en lo mas profundo de mi interior? ¿Quién soy yo en realidad? ¿Qué quiero lograr con mi vida? ¿Cuál es mi misión en esta vida? ¿Podré vivir algún día como yo quiero?

Esas preguntas resuenan en la noche antes de dormir, en los momentos de ocio, en las mañanas, en los momentos de oración, en las conversaciones sinceras con amigos.

Yo Positivo ha sido diseñado para aquellos que quieren mas. Los del corazón inquieto, los que están en la búsqueda de un mundo mejor. Para los transformadores idealistas que están dispuestos a arriesgar para servir al mundo; los padres que quieren ser mejores personas para ser mejores padres; los seres felices que quieren aún mas felicidad para poder compartirla con su familia; los seres humildes que en silencio aportan su grano de arena para la construcción de un mundo mejor; las personas que han sufrido que están dispuestos a pagar el precio que sea necesario para transformar positivamente sus vidas. Para ustedes hemos construido un fin de semana transformador, lleno de energía, pasión y amor.

Mi sueño y el de todos los que nos acompañan en la organización del seminario es traer luz al corazón de los adultos, para que eduquen sus hijos en amor y cuando esos hijos crezcan puedan hacer lo mismo con las siguientes generaciones. Así traemos luz a este mundo.

El vacío que mencioné al inicio se refiere al mecanismo natural de defensa de las personas, donde presumen que asistir a un seminario de crecimiento personal como el nuestro, pasa el mensaje equivocado de que ellos están mal, que son perdedores y por ende van a perder su “buena imagen” ante la sociedad.

Y aún no logro ajustar el mensaje de nuestra misión para evitar esa percepción que evita que muchas mas personas disfruten de un fin de semana transformador, lleno de amor y sabiduría. Será de acuerdo a la voluntad de Dios que ese conocimiento nos llegue, mientras tanto seguiremos nuestra cruzada siendo valientes y esforzándonos.

Por ahora me despido y volveré a escribir pronto.

Abrazos para todos los lectores y gracias por estos minutos que han dedicado a esta lectura.

Gustavo





Féliz Día de las Madres

12 05 2013

Para todas las Madres queremos desearles un Féliz Día donde su trabajo de todo el año sea recompensado en besos, abrazos, afecto, reconocimiento y regalos.

Disfruten hoy su día porque bien merecido que lo tienen.

Mensaje para las Madres

Por cada vez que en silencio callaste tus penas para evitar que tus hijos sufrieran, te felicitamos.

Por cada oportunidad que con amor preparaste la comida y la serviste con tanto cuidado sin siquiera recibir un reconocimiento, te felicitamos.

Por cada angustia que afligió tu corazón cuando viste a tus hijos sufrir, te felicitamos.

Por cada expresión de ese amor indescriptible que muchas veces ni tus hijos entienden, te felicitamos.

Por cada beso de buenas noches que diste a tus hijos, dónde solo la mirada podía expresar el amor que hay en tu corazón, te felicitamos.

Por cada juicio injusto y doloroso que se clavó como una espina y tu corazón y que supiste sobrellevar, te felicitamos.

Por haber superado tus resentimientos y continuar amando a tus hijos incondicionalmente, te felicitamos.

Por esos momentos de soledad, donde esperabas ese abrazo que nunca llegó, te felicitamos.

Por tu lealtad, comprensión, dedicación y esfuerzo para educar tus hijos, te felicitamos.

Para las Madres que hoy le falta alguno de sus hijos, les invitamos a que sientan esa felicitación en su corazón que es envíada desde donde sea que se encuentre su hijo. Para ellas quiénes sufren un dolor que no tiene nombre, les queremos desear en especial un Féliz Día de las Madres.





Carta a mi amigo Alfredo Santos

22 02 2013

Alfredo,

Escribo esta carta abierta al público y a los graduados del seminario Yo Positivo, porque siento que es importante que el mundo entero conozca de tu vida.

Gracias por esas palabras que nos mandaste en el artículo Mi Vida es Bella. Hay veces en la vida cuando pierdo el entusiasmo y el enfoque, producto del dolor causado por diferentes eventos y circunstancias, que le pido a Dios que me de fuerzas, que me inspire. Siempre le recuerdo que sería una buena idea que para inspirarme cambie el sistema de las “pataditas de Dios” (te acuerdas de eso?) por algo menos drámatico. Jajajaja, ya me conoces, me gusta relacionarme con Dios al estilo barranquillero…

Hace un tiempo le pedía a Dios que iluminara mi camino, que me diera fuerzas para continuar, que me llenara de sabiduría, que acogiera mis debilidades y construyera mis fortalezas. Y entonces llegaron tus palabras dulces, sabias, llenas de amor y paz. Y me dí cuenta que Dios me había escuchado y que con dulzura tus palabras trajeron confort, claridad y motivación a mi vida

Es estar vivo lo que es motivo de alegría y jolgorio, mas no el estar vivo como nosotros concebimos que debe ser.

Esta aventura llamada vida, es una bendición por el simple hecho de poder vivirla mas no por sus resultados. El tener la oportunidad de aventurarnos en pos de nuestros sueños, es la felicidad de la vida sin importar los resultados;  el regalo de la vida es el mayor tesoro de nuestros días.

Esa enseñanza es tan profunda y tan sencilla a la vez, que de ella podría desprenderse una tertulia de horas de duración o una simple sonrisa inspiradora que transforme el mundo.

Cuándo recuerdo las palabras del Cantar de los Cantares, pienso que de alguna forma alguien sabía hace mucho tiempo atrás que Maria Victoria iba a nacer algún día en el futuro y desde ese momento escribieron esas palabras inspiradas en ella. Maria Victoria es el ejemplo perfecto de la mujer virtuosa, que honor tan grande te ha dado la vida con una esposa y unos hijos tan maravillosos.

Siempre hablo de tí como ejemplo de inspiración. Muchas personas te conocen pero no te han visto; a muchos has inspirado pero no saben de tí. Que te parece si escribes unas palabras para los graduados de Yo Positivo? Te pido permiso para usarlas en nuestros seminarios y motivar a los graduados a vivir sus bellas vidas; que te parece?

Te quiero mucho amigo… te amo con todo mi corazón… me haces mas falta de lo que puedo reconocer, me duele tu ausencia mas de lo que puedo soportar.

Gracias por estar ahí siempre para mí, gracias por quererme aunque no me lo merezca, gracias por tu luz y tu amor.

Tu amigo,

Gustavo





Mi Vida es Bella

22 02 2013

Este es un artículo escrito por mi gran amigo Alfredo Santos.

Alfredo Santos con su esposa Maria Victoria y sus hijos.

Alfredo Santos con su esposa Maria Victoria y sus hijos.

Mi Vida es Bella

Por Alfredo Santos

Estoy impedido de todos mis movimientos, solo muevo los ojos, me comunico por medio de una tabla con la ayuda de mis enfermeras que me tienen toda la paciencia del mundo.

He pasado los mejores momentos de mi vida al lado de mi familia y he recibido el más puro amor que pueda existir en esta tierra de mi querida y amada esposa MV (María Victoria) y de mis queridos hijos y amigos especiales.

 

He aprendido que en el servicio a la humanidad y a DIOS está la misión de cada uno de nosotros, y he aprendido también que la paciencia es la ciencia de la paz.

 

Ninguna limitación física nos debe impedir el soñar, el querer, el amar, el dejar una huella, el crear y seguir luchando por un mejor mañana.

 

A la vida le agradezco el hecho de que cada día enseño y aprendo  el significado de vivir y querer seguir viviendo.

 

A DIOS no le reprocho nada,  por lo contrario, cada mañana que despierto y abro mis ojos, le doy gracias por cada instante que me permite ver todas las maravillas que me rodean mi vida y en vez de tristeza sonrió de alegría porque sé que no estoy en este mundo por querer si no que estoy para servir y dar lo mejor de mí.

 

Mi vida es bella porque así la vivo cada día, llena de abrazos, sonrisa, ganas, entusiasmo, alegría, paciencia, sabiduría, recocha, así como viven los barranquilleros.

 

El carnaval así vivo mi vida siempre. Jejejejejejeje……





Acerca del resentimiento

6 12 2011
El resentimiento

El resentimiento

El resentimiento es una herida causada por alguien que no estuvo a la altura de nuestras expectativas. Y en vista que queríamos a esa persona y su comportamiento no fué el esperado, entonces nos duele y guardamos una pequeña herida hacia esa persona.

Y quiero comentar en relación a este punto, porque veo como muchas personas se alejan y relaciones se rompen con facilidad, producto del resentimiento.

Muchos resentimientos pequeños son tan destructivos como un gran odio. Afectan la paz interior, el auto-estima y la capacidad de disfrutar nuestras relaciones.

¿Cómo podemos manejar los resentimiento sin que estos nos afecten tanto?

Lo primero es analizar cuales son esas expectativas que tenemos del comportamiento de otras personas. Es común que esas expectativas esten fundamentadas en el principio básico de creer que las démas personas son iguales a tí, que piensas de la misma manera y siente de la misma forma. Ese es un error común en lo que esperamos de los démas. Nadie es igual a tí, ni piensa igual, ni siente igual. Y cada persona tiene sus sufrimientos, anhelos, angustias, sueños, recuerdos, amores; y cada persona es única y diferente. ¿Porqué entonces debemos esperar que se comporten igual a nosotros?

Lo segundo es que nuestras expectativas se forman con base en un comportamiento que en nuestra mente hemos forjado y que debe ser el que la otra persona necesita seguir. Básicamente formamos en nuestra mente una película de cómo las personas alrededor de nosotros deben comportarse hacia nosotros. En esa película, los principios y valores están diseñados para nuestro beneficio e intereses. ¿Qué pasa si ese actor no se comporta de acuerdo al papel que le hemos asignado en nuestra mente?

Lo tercero es la comunicación. ¿Con qué frecuencia expresamos con respeto y honestidad el dolor que estamos sintiendo? . Son muchas las oportunidades en que las otras personas ni siquiera se enteran que han hecho algo que haya producido dolor en tí.

Para manejar el resentimiento ten en cuenta siempre estos tres factores. Y cuándo te resientas puedes hacerte las siguientes preguntas:

¿Por qué yo tengo que esperar que esta persona se comporte de igual forma que yo, si somos completamente distintos?

¿Que podrá estar pasando en el interior de esta persona para que se comporte así? ¿Será mejor que le pregunte para no estar imaginando cosas que están equivocadas?

¿Estaré yo equivocado en cuánto a lo que puedo esperar de esta persona?

Y luego de encontrar las respuestas, con toda honestidad, deja ir ese resentimiento y recupera la paz interior y la capacidad de salvar la relación. Una buena forma es aclarar todo enseguida y no quedarte callado con ideas preconcebidas o juicios incompletos. Siempre es importante preguntar, preguntar, preguntar y escuchar atentamente.

En el Seminario y en el libro Yo Positivo intruímos a los participantes y lectores a desearle lo mejor del mundo a todas las personas que nos hayan causado un resentimiento, cada noche antes de dormir. Siempre limpia tus resentimientos cada noche y empieza el día nuevo y con el corazón limpio.





En relación al dar y el recibir

27 03 2010

Cuándo vemos a alguien retirar una gran suma de dinero del banco, nos llama la atención su prosperidad y nos gustaría tal vez poder hacer lo mismo. Se ve tan fácil el hecho de gastar dinero, que nos preguntamos porque no ha sido tan fácil para nosotros hacer lo mismo.

Sin embargo lo que no hemos visto es que esa misma persona que retiró esa gran suma de dinero en una sola transacción, ha realizado decenas de transacciones pequeñas depositando dinero, ahorrando cada centavo, contando sus balances, invirtiendo inteligentemente, llevando una contabilidad minuciosa.

De la misma forma a veces vemos personas que les ocurren muchas cosas buenas a las que denominamos buena suerte. Son personas que han pedido por algo grande y la vida se los ha concedido. Y nos preguntamos que tendría que pasar para que pidamos grandes bendiciones y nos ocurran enseguida.

Lo que no hemos visto es que esas personas con buena suerte, han realizado decenas de pequeños actos todos buenos. Han ayudado, han sido caritativos, han rezado, han pedido perdón cuándo se equivocan, abrazan con frecuencia y envían mensajes positivos a los seres que los rodean. A tráves de pequeñas transaciones cada día, han ido abonando a una cuenta de la vida.

Cuándo llega el día de pedir un gran favor, la vida les entrega parte del saldo que han venido acumulando con tantas pequeñas transacciones.

Comencemos a ahorrar en esa cuenta bancaria de la vida. Con pequeños actos de buena fé, sirvamos a los démas sin egoísmo, abracemos, recemos, valoremos nuestras bendiciones y nuestra familia. Día a día, poco a poco, pondremos en forma de buenas acciones, dépositos en esa cuenta bancaria de la vida.

Llegado el momento, tendremos los ahorros necesarios para usarlos cuándo sean necesarios.

Gustavo Abello
Seminario Yo Positivo
www.opositivo.org








A %d blogueros les gusta esto: